Diferencia entre Socialismo y Marxismo. Datos y Ejemplos

Descubre con nosotros la Diferencia entre Socialismo y Marxismo. Dos conceptos que llevan a confusión y equivocaciones.

Diferencia entre Socialismo y Nacionalsocialismo

Diferencia entre Socialismo y Marxismo

El socialismo y el marxismo tienen en común una visión igualitaria de la distribución de la riqueza creada por el trabajo de la clase obrera. Sin embargo, existen varias áreas de diferencia entre estos dos sistemas en cuestiones de aplicación para materializar sus respectivos objetivos.

Diferencias de concepto y aplicación

El socialismo representa un sistema económico en el que la producción y la distribución de bienes están planificadas, organizadas y controladas por un gobierno centralizado con el objetivo de garantizar que los trabajadores obtengan una parte justa de la riqueza creada por su trabajo. También afirma que, puesto que las industrias a gran escala se gestionan con esfuerzos colectivos, sus beneficios deben utilizarse en beneficio de la sociedad. Entre los principales defensores del socialismo destacan Robert Owen, John Stuart Mill, Karl Marx, Fredrick Engels y Emma Goldman.

El marxismo, también llamado comunismo, es la doctrina económica y política enunciada por Karl Marx y Fredrick Engels. Afirma que el Estado, representado por las clases altas, explota a los trabajadores. Los trabajadores venden su trabajo, que se traduce en plusvalía para el capitalista, dejando a los trabajadores desprovistos. Esto desencadena un conflicto entre la clase obrera y la clase propietaria. Marx creía que la clase obrera derrocaría a la clase dominante mediante una violenta lucha de clases y establecería una sociedad sin clases. En el sistema comunista, la producción y la tierra son propiedad del gobierno. La producción colectiva de los trabajadores se redistribuye entre ellos. Además de Karl Marx y Fredrick Engels, entre los defensores del comunismo destacan Vladimir Lenin y León Trotsky.

Enfoques moderados frente a extremistas

Los socialistas creen que es posible una transición pacífica por fases del capitalismo al socialismo sin demoler la vieja estructura del Estado. El partido en el poder puede hacer un buen uso del sistema capitalista existente en beneficio de la clase obrera. Por otra parte, los marxistas creen que después de eliminar el aparato estatal, la clase obrera debe derrocar la dictadura de los capitalistas y establecer la dictadura de los trabajadores. Esto iniciará el proceso de eliminación gradual de los capitalistas como clase y allanará el camino hacia el establecimiento de una sociedad sin clases.

El socialismo da cabida a diferentes sistemas políticos, como la democracia participativa y la democracia parlamentaria. Ideológicamente, el marxismo no reconoce ni da cabida a ningún otro sistema. Según él, el pueblo es la máxima autoridad en materia de gobierno.

Sistemas

En un sistema socialista, los bienes personales, como la casa y el coche, son propiedad del individuo. Los bienes públicos, como la fábrica y la producción, son propiedad del Estado pero están controlados por los trabajadores. El comunismo no reconoce en absoluto la propiedad individual.

En el sistema socialista, los medios de producción son propiedad de empresas públicas o cooperativas. La plusvalía de la producción es disfrutada por todos los miembros de la sociedad según el principio de la contribución individual. En un sistema marxista, los medios de producción son propiedad común y se suprime la propiedad individual. La producción se organiza para satisfacer las necesidades de la población.

Proletariado

La revolución del proletariado, tal y como la concibió Karl Marx, es factible en una economía capitalista porque las clases propietarias manipulan a las clases trabajadoras con su control total sobre la tierra, el capital y la iniciativa empresarial. Esto crea un desequilibrio de clases en la sociedad. Pero en una economía socialista, tal distinción de clases no es posible debido a la propiedad estatal de los medios de producción. Por lo tanto, la revolución proletaria tampoco es posible en un país socialista.

Además, el levantamiento de la clase obrera contra la clase burguesa se produce en un mercado competitivo que existe en una economía capitalista. En una economía socialista, en la que el mercado es colaborativo y no competitivo, el levantamiento del proletariado no está justificado.

Deja un comentario