Diferencia entre Tentación y Seducción. Conceptos y Criterios

Te mostramos hoy la Diferencia entre Tentación y Seducción. Conoce como se distinguen estos dos conceptos y que los separa.

Diferencia entre Tentación y Seducción

Diferencia entre Tentación y Seducción

La percepción suele ser la diferencia que define la tentación y la seducción. La percepción tiene que ver con nuestras impresiones sobre la intención de los actos, que provoca en nosotros una emoción deseable.

¿Qué es la tentación?

La tentación suele considerarse una forma reducida de seducción. En muchos casos, uno puede sentir la tentación de flirtear con alguien, o incluso de perseguirlo, pero es muy consciente del nivel de control que puede ejercer en esas circunstancias. La seducción se considera un estado de enamoramiento más fuerte y, a menudo, la persona se siente obligada a perseguir a alguien, aun a riesgo de poner en peligro su propia relación. La primera tentación fue la de Adan y Eva según los mitos cristianos.

¿Qué es la seducción?

La seducción tiene una connotación sexual obvia y suele utilizarse para inferir que el comportamiento de la otra persona pretendía influir en ella. Por ejemplo: “Ella me sedujo“, indica que, si se le hubiera dejado a uno a su aire, la conexión sexual no se habría producido. La tentación procede de un lugar interno y puede asignarse a personas que no tienen interés en ser perseguidas. Es posible sentirse tentado por alguien atractivo, pero ajeno a la existencia de otra persona.

Significados y Diferencias entre Tentación y Seducción

La tentación también puede tener significados alternativos. No siempre implica interés sexual. Podemos sentirnos tentados por una tarta de chocolate o por salir a jugar a la nieve. En realidad, no decimos que nos seduce comer la tarta de chocolate que sabemos que no necesitamos. De alguna manera, si estamos tentados, también significa que queremos algo que no deberíamos. No deberíamos comer la tarta de chocolate porque está cargada de grasa y calorías, y no deberíamos salir a jugar a la nieve porque somos adultos, con otras responsabilidades.

Diferencias entre Tentación y Seducción

Ambas palabras implican que, una vez despertado el sentimiento, existe una agitación interior. Hay una batalla silenciosa que se libra entre los pros y los contras de ceder: sin embargo, cuando decimos que nos hemos abstenido de ser seducidos, damos a entender que hemos ejercido una voluntad mucho más fuerte que si solo hubiéramos sido tentados.

La seducción también se utiliza para describir el atuendo o el comportamiento sexualmente sugerente de una persona. Si se viste de forma seductora, se podría suponer que su objetivo para la noche es, como mínimo, llamar la atención o, como máximo, involucrarse con alguien. Si actúa de forma seductora, está intentando intencionadamente captar el interés de alguien de forma sexual.

Deja un comentario